Salud bucodental en el embarazo: todo lo que hay que saber

Salud bucodental en el embarazo: todo lo que hay que saber

Las mujeres embarazadas tienen que tener muy en cuenta determinadas recomendaciones de salud, para garantizar que el bebé se forme adecuadamente y para que la propia madre pueda completar de forma correcta el proceso de gestación. Así, todas las futuras mamás conocen la importancia de tomar ácido fólico antes y durante el comienzo del embarazo, el cuidado de la alimentación, la aplicación de cremas antiestrías o no consumir determinados alimentos. Pero en demasiadas ocasiones, las precauciones bucodentales están fuera de las recomendaciones más habituales. Cuando constituyen una parte esencial del cuidado de las mujeres durante el embarazo.

Así, muchas mujeres desconocen que la periodontitis, una patología que comienza con la inflamación de las encías, conocida como gingivitis, puede afectar negativamente al embarazo, hasta el punto de que algunas investigaciones establecen una relación directa entre esta patología y problemas en la concepción.

Es sabido que durante el embarazo, los índices de estrógenos y progestágenos se incrementan, produciendo cambios en las defensas de las encías. La respuesta del organismo de las embarazadas es más exagerada, lo que puede hacer que la consecuencia de una periodontitis sea más grave.

Así, según la SEPA (Sociedad Española de Periodoncia), dos tercios de las embarazadas desarrollan lo que se conoce como gingivitis gestacional. El 50% de las gestantes con antecedentes de gingivitis tienen más riesgo de sufrir un empeoramiento de esta patología durante el embarazo. “Ante cualquier síntoma de inflamación o sangrado -explica el doctor Hermenegildo Fernández, director médico de Heferdent-, o bien al identificar caries o movimiento de algún diente, deben acudir de inmediato a su odontólogo”.

Para evitar la aparición de periodontitis en las embarazadas, se recomienda especialmente mantener un cepillado regular de los dientes. Es una recomendación que vale para gestantes, pero en general para todos los pacientes, y no sólo para evitar la periodontitis sino cualquier otra patología bucodental.

Asimismo, se recomienda visitar al odontólogo, antes incluso de quedar embarazada, para garantizar que no hay una gingivitis que pueda derivar en periodontitis, afectando a la gestación.