Aplicaciones PRP

El Plasma Rico en Plaquetas (PRP) es una de las técnicas médico-estéticas más revolucionarias de los últimos años. Su irrupción en el ámbito de la estética facial ha supuesto una importante novedad, al garantizar el éxito de cualquier intervención eliminando la posibilidad de reacción alérgica o de rechazo debido a que se fundamenta en la propia sangre del paciente.

El Plasma Rico en Plaquetas (PRP) se obtiene tomando una muestra por punción venosa, que posteriormente se centrifuga para separar los distintos componentes. Entre ellos hay un importante número de sustancias llamadas “factores de crecimiento” que activan la regeneración celular para lograr un rejuvenecimiento facial de manera natural.

En Heferclinic contamos con aplicaciones PRP para diversos tratamientos de estética facial, entre los que se encuentran los relacionados con el rejuvenecimiento del rostro, la alopecia, las quemaduras o las cicatrices.

El PRP consigue atenuar las arrugas finas y las manchas, mejorar la calidad de la piel (más luminosa y con mejor textura) y retrasar el envejecimiento.

En algunas Alopecias, ayuda a frenar la caída y fortalecer el pelo, aumentando su grosor. Es un complemento imprescindible para mejorar el resultado tras realizarse injertos capilares.

Es útil tanto para cicatrices post quirúrgicas como cicatrices de acné, disminuyéndolas notablemente.

Después de tratamientos con láser o radiofrecuencia favorece una mejor y más rápida recuperación.

EL PRP está indicado para mejorar la piel de la región facial, así como, el escote y las manos.

En la estética facial, las aplicaciones de Plasma Rico en Plaquetas se combinan con otras técnicas como las infiltraciones de ácido hialurónico o la aplicación de Toxina Botulínica.

Se puede aplicar tanto como tratamiento preventivo en una piel joven o como regenerador en una piel envejecida.

Mesoterapia-facial