» » » ¡Muchas felicidades, higienistas!

¡Muchas felicidades, higienistas!

Publicado en: Sin categoría | 0
¡Muchas felicidades, higienistas!

Muchas veces, al acudir al dentista, apenas prestamos atención al trabajo que desarrollan los higienistas dentales. A pesar de que, como mano derecha de los odontólogos, desarrollan una labor esencial, llevando a buen puerto las intervenciones que se realizan en las clínicas.

En estos días, dos de nuestras higienistas, Belén Caro y Laura Gallardo, soplan las velas de su primer aniversario en Heferdent. Un año que ambas definen como muy intenso y también ilusionante, y en el que han aprendido mucho, si bien ambas contaban con experiencia previa en otras clínicas odontológicas.

Ha sido un año muy interesante -explica Belén-, porque aunque una cuenta con la base formativa y con experiencia en otros centros, en Heferdent se aprende a hacer las cosas con un estilo propio, una forma de trabajo diferente, y creo que muy apropiada”.

Para Laura, “el hecho de que Heferdent abarque tantas especialidades y tantos procesos distintos es muy enriquecedor desde el punto de vista profesional. Estoy aprendiendo mucho y conociendo campos que no imaginaba que me iban a gustar tanto”.

El trabajo de la higienista, coinciden ambas, es bastante desconocido para el cliente común. Sin embargo, realizan una importante labor: además de acometer tratamientos dentales de carácter reversible y preventivos en los pacientes, se encargan, entre otras funciones, de la aplicación de flúor tópico, selladores de fosas y fisuras, pulidos de empastes, limpiezas dentales y el tratamiento de las enfermedades periodontales. Sólo los higienistas, después de los odontólogos, están autorizados para realizar tratamientos y procedimientos clínicos en la boca de los pacientes. Por ello no se debe confundir a un higienista dental con un auxiliar de enfermería o auxiliar bucodental, puesto que los auxiliares son titulados de formación media y no reúnen los conocimientos de un higienista dental, que son titulados de formación superior.

El higienista también debe desarrollar habilidades de empatía y comunicación con los pacientes. “Los pacientes perciben cuando hay tranquilidad -comenta Laura-. La labor humana en este sentido es muy importante: has de ser capaz de transmitir calma y comprensión hacia las personas”.

Del mismo modo, el higienista aprende a conocer la forma de trabajo de cada odontólogo, sabiendo lo que éstos necesitan. “Los higienistas debemos ser versátiles -sostiene Belén-, flexibles, con capacidad de adaptación”.

Desde aquí felicitamos a Laura y Belén por su primer año en Heferdent. ¡Que cumplan muchos más!

Dejar un comentario