» » » La gingivitis gestacional es evitable

La gingivitis gestacional es evitable

Publicado en: Sin categoría | 0
La gingivitis gestacional es evitable

El periodo de gestación representa una de las fases más críticas para la mujer. A las alteraciones psicológicas propias de enfrentarse al embarazo y las preocupaciones por la salud del feto, hay que sumar los sensibles cambios que operan en su fisionomía. Estos cambios no se limitan al incremento del peso y al crecimiento del vientre, sino que afectan a muchas partes del cuerpo. Una de las que pueden verse influidas por la gestación es la boca. Pero no siempre. Una vez más, la clave es la prevención y la higiene.

Está estudiado que a partir del segundo mes de gestación, la mujer segrega varias hormonas que influyen en la modificación de la encía y su entorno. Se trata de los estrógenos y los progestágenos, que pueden favorecer inflamación en la cabida bucal, favoreciendo el aumento del grosor de los tejidos que rodean al diente e incluso episodios de sangrado. Es lo que se conoce como gingivitis gestacional, que afecta a dos de cada tres mujeres embarazadas.

Esto no quiere decir que el embarazo cause gingivits, sino más bien que la potencia cuando concurren circunstancias previas de alta presencia de bacterias, debido también a la disminución de la respuesta inmune de la mujer durante el periodo de gestación.
A estas circunstancias se unen otras más serias como por ejemplo la épulis del embarazo, una respuesta desmesurada a la inflamación, o incluso, en los extremos más graves y menos habituales, la preeclampsia. Según la revista Cuida tus encías editada por la Sociedad Española de Periodoncia e Implantes Dentales (SEPA), hasta un 18% de los partos pretérmino puede tener relación con una enfermedad periodontal.

Para evitar estos problemas, la madre debe estar en alerta frente a las señales. “Y acudir al especialista ante cualquier síntoma -añade el doctor Hermenegildo Fernández, director médico de Heferdent-.” Si es posible, la futura madre debe estar libre de enfermedad periodontal antes de quedar embarazada para evitar las complicaciones. Y por regla general, durante los meses de embarazo, como explica el doctor Hermegildo Fernández, “la regla de oro” en la higiene bucodental: “Cepillarse los dientes tres veces al día, y reforzar el tratamiento incluso con colutorios de flúor y agentes antimicrobianos”.

Dejar un comentario