» » » Cirugía Ortognática

Nos preocupamos por ofrecerte los mejores tratamientos en cirugía maxilofacial para la corrección estética.

¿Qué trata la cirugía ortognática?

1. Apnea del sueño

La técnica quirúrgica de retrusión mandibular es el único tratamiento efectivo, dado que provoca la apertura de la vía aérea y, por consiguiente, la entrada de aire de forma natural.

2. Mordida abierta

Estos pacientes se caracterizan por la presencia de un contacto en la mordida prematuro a nivel posterior, que les impide el cierre anterior de la oclusión. Este contacto prematuro implica un maxilar más descendido a nivel posterior, y unas enormes implicaciones a nivel del perfil facial. Se trata de una de las deformidades más invalidantes, y con resultados más espectaculares.

En Heferdent podemos solucionar este problema mediante la combinación de ortodoncia y cirugía ortognática. Nos encargamos de todo el tratamiento, desde la coordinación con el ortodoncista hasta la cirugía en nuestra clínica.

3. Asimetría facial

Cuando el maxilar o la mandíbula se encuentran desarrollados por exceso o por defecto en un lado de la cara respecto el otro lado se trata de una Asimetría Facial.

En HEFERDENT, con las técnicas de cirugía ortognática, se resuelve problemas estéticos y funcionales en los rasgos faciales, y el rostro se vuelve mucho más atractivo.

Además, se resuelven algunos problemas funcionales como el dolor en la articulación temporomandibular o las molestias al masticar que padecen algunos pacientes con una estructura esquelética asimétrica.

 

4. Retrognatia o Clase II

La retrognatia mandibular es una malformación que se caracteriza porque la mandíbula se encuentra en posición retrasada respecto al maxilar, lo que implica que los dientes no cierren correctamente y el perfil muestre falta de armonía en la parte inferior de la cara. También se denomina clase II esquelética.

La retrognatia mandibular se corrige con un avance de la mandíbula, de este modo, lograremos no solo una mejora estética espectacular si no también beneficios funcionales importantes como hablar y comer, por lo que notará una gran mejora de su calidad de vida, así como asegurar que este cambio va a ser estable en el tiempo.

La cirugía ortognática, según el problema esquelético de cada paciente, puede ser:

  • Unimandibular (movimientos esqueléticos sólo de avance mandibular)
  • Bimaxilar (movimientos esqueléticos en el maxilar y la mandíbula)

 

5. Prognatismo o Clase III

Cuando el hueso de la mandíbula presenta un crecimiento excesivo anormal, o bien cuando hay un exceso de mentón, la solución es una cirugía ortognática.

  • Bimaxilar: nuestro especialista en cirugía maxilofacial interviene quirúrgicamente sobre el hueso mandibular y maxilar.
  • Unimandibular: cuando el cirujano maxilofacial sólo actúa sobre una de las dos estructuras esqueléticas. Según el caso, la cirugía ortognática deberá ir acompañada de un tratamiento de ortodoncia.

Esta cirugía resuelve problemas funcionales como la eliminación de las molestias al masticar o del dolor en la articulación temporomandibular o ATM. Además, tras la intervención también se consigue una gran mejoría estética: los rasgos faciales se vuelven más suaves, finos y armónicos entre sí.

6. Distracción ósea

Es la cirugía ortognática por excelencia de los niños.

Un avance importante en cirugía reconstructiva es el alargamiento de la mandíbula por distracción ósea, que tiene la ventaja de ser una cirugía poco agresiva y poco dolorosa.

¿Quieres solicitar una cita?

Contacta con nosotros a través de nuestro formulario de contacto