Estética Facial

Información General

Estética Facial

En nuestra clínica realizamos TRATAMIENTOS FACIALES usando procedimientos poco invasivos de FACTORES DE CRECIMIENTO y ÁCIDO HIALURÓNICO que, utilizándolo de forma combinada logra un rejuvenecimiento natural de la cara.

 

 

INFILTRACIONES DE PLASMA RICO EN FACTORES DE CRECIMIENTO

 

Técnica desarrollada incialmente por el médico estomatólogo Dr. Anitua con excelentes resultados.

 

Esta técnica utiliza los factores de crecimiento de la propia sangre del paciente para mejorar la regeneración de tejidos.

 

Se extrae una pequeña cantidad de sangre del paciente, se centrifuga para conseguir una mayor concentración de factores de crecimiento, la cual se infiltra a continuación en la zona deseada. 

 

Las infiltraciones mejoran la hidratación de la piel, atenuando las arrugas y líneas de expresión.

 

Mejoran la vascularización, bioestimulación y engrosan la dermis, dotando a la piel de un aspecto fresco, luminoso y juvenil.

 

No se producen efectos negativos ni rechazos, al utilizarse el plasma propio del paciente.

 

Resultados naturales, sin cambiar la expresión facial. Recomendado especialmente para pieles castigadas por el tabaco y el sol.

 

Aconsejable para prevenir el adelgazamiento y deterioro cutáneo a partir de los 35 años y a partir de los 45 años con fines regenerativos y correctivos.

 

Se recomienda tres sesiones el primer año y mantener una u dos sesiones anuales.

 

 

ÁCIDO HIALURÓNICO

 

Es un componente natural esencial para mantener la elasticidad. humedad y firmeza de la piel.

 

Las infiltraciones con ácido hialurónico mejoran el tono y la elasticidad de la piel, hidratando profundamente y  corrigiendo las arrugas profundas y moldeando los labios del paciente de forma sutil. 

 

El tratamiento dota a la piel de un aspecto brillante, joven y saludable.

 

Resultados apreciables, duraderos, sin cambiar la expresión facial. Dura aproximadamente un año.

 

TRATAMIENTO DE ARRUGAS CON TOXINA BOTULÍNICA 

 

La toxina botulínica, es un complejo proteínico natural purificado que se administra en pequeñas inyecciones para relajar el músculo, bloqueando los impulsos nerviosos que conllevan las contracciones musculares.

 

Al provocar la relajación temporal del músculo, éste se contrae menos y por tanto se evita la formación de arrugas y líneas de expresión confiriendo al rostro un aspecto relajado sin perder la naturalidad personal.

 

Se suele aplicar en el entrecejo, la frente, contorno de ojos, y en menor medida en los surcos nasogenianos, cuello y labio superior.

 

Metodología